Situada en las estribaciones de la sierra de La Carrasqueta y a pocos kilómetros del mar Mediterráneo, esta ciudad alicantina se ha dedicado desde tiempos inmemoriales a la elaboración y venta de turrones, mazapanes, chocolates y helados. ¡Es la ciudad más dulce del mundo!

 

Producto típicamente mediterráneo y de tradición centenaria. Elaborado a base de almendra, miel y azúcar, principalmente. Se presenta en tabletas y las variedades más conocidas son el turrón de Jijona, de textura blanda y suave, el turrón de Alicante de apariencia dura pero fácil de comer, el turrón de Chocolate con Almendra y el turrón de Yema Tostada. A esta gama básica le acompaña una gran variedad de diferentes productos capaz de satisfacer al consumidor más exigente.

El Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante, amparado por la Conselleria de Agricultura de la Generalitat Valenciana, vela por la puridad y calidad de los productos fabricados en el término municipal de Jijona y amparados por el sello distintivo de la entidad.